Somos una empresa familiar dedicada a la producción de huevo campero, tal y como nos enseñaron nuestros abuelos.

Nuestras gallinas pastan diariamente en libertad y se alimentan de piensos enriquecidos con antioxidantes naturales, aportando al huevo el mejor sabor y color.

Nuestra pequeña granja nos permite controlar todos los detalles y así asegurar la
máxima calidad a nuestro huevo.

Cuidamos de nuestras aves, seleccionamos los huevos, los envasamos y los llevamos hasta nuestros clientes, así damos la máxima confianza al consumidor.